Envío gratuito en la Península para pedidos de 49 € o más. ¡Aprovecha esta oferta ahora!

Velas de miel

ORIGEN DE LAS VELAS MIEL

Las velas de cera de abeja de Essenza Natura son totalmente artesanales.

La cera de abeja es una sustancia secretada por las glándulas cereras de éstas. Al entrar en contacto con el aire, dicha sustancia se endurece, dando lugar a una pequeña escama que, más adelante, servirá para construir las celdas de la colmena.

Son fabricadas de forma artesanal, con cera 100 % de abeja y mecha de algodón 100% bañado en cera de miel

BENEFICIOS DE LAS VELAS DE MIEL

Se le atribuyen numerosos beneficios al uso de velas de cera de abeja.

Su luz es más cálida y pura que la artificial, asemejándose bastante a la luz natural, produciendo un efecto relajante y calmante, ayudando a crear una atmósfera acogedora con toques de romanticismo y minimizando la tensión ocular.

Todo ello las convierte en ideales para eliminar estrés, sesiones de relajación, spas, centros de masajes, etc.

LA MAGIA DE LAS VELAS

La cera de las abejas se utiliza desde tiempos remotos para producir velas que iluminan todo tipo de espacios. Eso ha hecho que, históricamente, sea un producto vinculado a la luz y la pureza. En la actualidad, mantienen esa imagen y se convierten en elementos clave para la decoración y la creación de ambientes especiales, perfumados y únicos.

La cera de abeja ya se utilizaba en Europa, Oriente Medio y Egipto hace 8000 años.  La cera de abeja aparece como elemento básico en los rituales egipcios para la momificación y, además, se menciona en mitos antiguos, como el de Telepinu, que se remonta al imperio hitita, más de 15 siglos antes de Cristo.

También en la Biblia aparece la cera y, de nuevo, vinculada a lo puro y sagrado. Esa idea de pureza partía de una noción, de que las abejas producen la cera y no la mezclan con nada, es totalmente pura y limpia, por lo tanto era un elemento perfecto para incorporarlo a las liturgias religiosas en forma de velas.

El concepto, que brotó en la antigüedad, se mantuvo durante el periodo clásico y romano e impregnó fuertemente la cultura de la Edad Media. En ese periodo, las abejas aportaron la cera que iluminó las iglesias de toda Europa y sirvió para que los monjes tuvieran luz en los scriptorium donde copiaban sus libros.

VELAS DE MIEL: UN GUIÑO A LA BUENA SUERTE.

Hoy en día las velas de cera han perdido prácticamente su misión como elementos de iluminación. Sin embargo, conservan un fuerte componente ceremonial o ritual y, sobre todo, se han convertido en elementos básicos para la decoración.

Las velas de cera, especialmente las velas perfumadas naturales, son perfectas para crear un ambiente íntimo, especial y tranquilo. Esto resulta especialmente interesante en el caso de las velas de miel, que son velas perfumadas con aroma de miel, combinando así el olor de la cera de abeja con la miel y generando un ambiente dulce, sorprendentemente natural y muy relajante. Estas velas se relacionan con la vida y su dulzura y también con la buena suerte y se encienden en días concretos, como los 11 y 22 de cada mes, para atraer lo que se desea.

Las velas de miel son conocidas para realizar peticiones, ya que la miel está considerada como uno de los elementos esenciales de la naturaleza, algo que concede a estas velas el poder de ayudarnos en nuestras peticiones. Encenderlas es muy aconsejable para atraer armonía, suerte y prosperidad.

También son muy recomendables para atraer el amor y el cariño, puesto que su dulzura emite una vibración que puede servir como a otros rituales ya que potenciarán la atracción de la petición.

La miel es un poderoso endulzante que ha sido utilizado en la medicina natural durante milenios, y en ella reside su poder. Nuestra metodología de fabricación artesanal permite que sus propiedades se mantengan al máximo.

Los días 11 y 22 de cada mes son días donde se concentra una gran cantidad de energía, ya que coinciden con los números maestros que aporta una alta vibración de energía positiva, potenciando cualquier ritual o ceremonial que queramos hacer.

El número 11 en numerología tradicional (pitagórica) es considerado un número maestro que significa ‘superconsciencia’ en todas sus manifestaciones, es percepción, sabiduría e intuición extrema.

Es importante tener clara la petición que queremos realizar, ya que el poder de estas velas es elevado. Sin embargo, también podemos encenderla sin realizar ninguna petición para potenciar los aspectos positivos de nuestra vida: salud, dinero, felicidad, familia, trabajo… Además, si la luna es creciente potenciaremos todavía más la petición.

Si no hemos logrado ponerla el día 11, el día 22 también ofrece una energía favorable para las velas de miel. El 22 representa lo universal, la realización y los logros. Es un gran canalizador, como buen número maestro, y se relaciona con el beneficio colectivo. El número 22 es considerado como uno de los más poderosos, capaz de convertir todos los sueños y deseos en realidad, es un número de precisión y equilibrio.

Existen muchas formas de hacer rituales o ceremoniales con velas de cera, pero básicamente debemos preparar el espacio en donde vayamos a hacerlo, convirtiéndolo en un lugar donde nos sintamos a gusto y cómodos, podemos realizar una limpieza previa del espacio con salvia o palo santo si lo deseamos.

No hace falta tener un propósito específico para encender las velas de miel en esos días, el sencillo hecho de encender la vela generará bienestar potenciando los aspectos positivos de tu vida.

Colocamos 1, 3 o 7 velas en un plato, hay que encenderlas con un fósforo de madera, mientras lo hacemos, podemos hacer alguna oración o petición o simplemente contemplarla, debemos dejar que las velas se consuman solas, nunca apagarlas a la mitad. El acto de encender una vela implica un compromiso personal con los cambios que vengan, estos exigirán cambios internos que deberemos asumir.

Todos los meses, en estos días debemos repetir este pequeño ritual para que así, active la energía de la prosperidad.

Si todavía no las has probado… ¡Estás a tiempo!

RECORDATORIO!!! VELAS DE MIEL!!!

Enciende una vela de miel los días 11 y 22 de cada mes.

*Utiliza un plato blanco y ponle un aro de sal para protección.

* Las velas de miel, tienen la capacidad de mover energías positivas, atraer el amor, la bondad y la prosperidad.

* Si la colocas junto a la fotografía de una pareja revitaliza los vínculos, relaciones y el amor mutuo.

* Si lo enciendes en un negocio, atrae éxito y prosperidad.

* Enciende una vela de miel si quieres ayudar a que recupere la salud.

* Colocada en un plato con monedas ayudan a la economía y la abundancia.

* Recuerde que deben ser velas de miel originales, vela blanca bañada de miel no sirve ya que no estamos haciendo un endulzamiento es un abre caminos.

* Siempre se han de encender con cerillas y jamás se sopla para apagarla.

Último decretando: Así es, hecho está y así será.

by P.C.S

Lámpara Catalítica

ASÍ NACIÓ….
La lámpara catalítica nace en 1898, de la mano de Maurice Berger, un farmacéutico francés,
que diseñó un sistema pionero en la época, que permitía eliminar las bacterias suspendidas en
el aire y así depurar el aire de las enormes habitaciones de los hospitales franceses, y así evitar
contagios.

PARA QUÉ SE INVENTÓ LA LAMPARA CATALITICA
La Lampara catalítica se inventó para limpiar el aire de bacterias, hongos, ácaros y otros
alergenos, purificando el ambiente de partículas nocivas.

BENEFICIOS DE LA LÁMPARA CATALÍTICA.
La lámpara catalítica al limpiar el aire, produce un ambiente renovado, y ello consigue que
respiremos mejor.
La primera formula que se hizo no tenía perfume, pero pocos años después de empezar a
utilizarla, se le añaden aceites esenciales y otras esencias, que además de purificar permite
perfumar.
La lámpara catalítica es la única, que además de limpiar, elimina los olores de forma
permanente, es decir, no los enmascara.

COMO FUNCIONA LA LÁMPARA CATALÍTICA.
La lámpara catalítica funciona mediante un sistema de catálisis y un líquido con una fórmula
específica que contiene entre otros ingredientes, alcohol, aceites esenciales y otras esencias,
que hacen que se depure la atmósfera que respiramos, libre de partículas nocivas.
La lámpara se usa a través de una mecha, que en su extremo superior lleva un quemador
formado por una piedra, que cuando se impregna del líquido que le echamos, produce
combustión por la acción de la llama.
Para ello echa como un dedo de líquido en el interior de la lámpara, introduce la mecha, tapa
con el tapón que lleva, y deja que absorba la esencia durante unos veinte minutos. Pasado este
tiempo retira el tapón y enciende el quemador con una cerilla y deja que queme durante unos
dos minutos, o hasta que veamos que la piedra alcanza la incandescencia, entonces ya puedes
apagar la llama y por el embellecedor, y así evitar una quemadura del quemador, porque éste
alcanza una temperatura superior a los 100o centígrados.
Deja la lámpara encendida unos veinte-treinta minutos, con este tiempo es suficiente para
limpiar el aire, pasado este tiempo ya no depura, sólo perfuma.

OTRAS CURISIDADES

Sabías que el quemador está patentado y la lámpara catalítica tiene hasta seis patentes a nivel
mundial.
¿Conocías que grandes artistas como Salvador Dalí, Lolita Lempicka o Philippe Starck,
aportaron sus diseños a la lámpara? logrando de algunas de ellas sean auténticas piezas de
colección.
Si todavía no has conseguido tu lámpara catalítica, apresúrate a buscar la tuya, tenemos gran
variedad y diseños únicos para poder poner, además de como elemento depurativo como
decorativo.

By P.C.S

Volver arriba
×
El producto ha sido añadido a tu carrito.