Lámpara Catalítica

ASÍ NACIÓ….
La lámpara catalítica nace en 1898, de la mano de Maurice Berger, un farmacéutico francés,
que diseñó un sistema pionero en la época, que permitía eliminar las bacterias suspendidas en
el aire y así depurar el aire de las enormes habitaciones de los hospitales franceses, y así evitar
contagios.

PARA QUÉ SE INVENTÓ LA LAMPARA CATALITICA
La Lampara catalítica se inventó para limpiar el aire de bacterias, hongos, ácaros y otros
alergenos, purificando el ambiente de partículas nocivas.

BENEFICIOS DE LA LÁMPARA CATALÍTICA.
La lámpara catalítica al limpiar el aire, produce un ambiente renovado, y ello consigue que
respiremos mejor.
La primera formula que se hizo no tenía perfume, pero pocos años después de empezar a
utilizarla, se le añaden aceites esenciales y otras esencias, que además de purificar permite
perfumar.
La lámpara catalítica es la única, que además de limpiar, elimina los olores de forma
permanente, es decir, no los enmascara.

COMO FUNCIONA LA LÁMPARA CATALÍTICA.
La lámpara catalítica funciona mediante un sistema de catálisis y un líquido con una fórmula
específica que contiene entre otros ingredientes, alcohol, aceites esenciales y otras esencias,
que hacen que se depure la atmósfera que respiramos, libre de partículas nocivas.
La lámpara se usa a través de una mecha, que en su extremo superior lleva un quemador
formado por una piedra, que cuando se impregna del líquido que le echamos, produce
combustión por la acción de la llama.
Para ello echa como un dedo de líquido en el interior de la lámpara, introduce la mecha, tapa
con el tapón que lleva, y deja que absorba la esencia durante unos veinte minutos. Pasado este
tiempo retira el tapón y enciende el quemador con una cerilla y deja que queme durante unos
dos minutos, o hasta que veamos que la piedra alcanza la incandescencia, entonces ya puedes
apagar la llama y por el embellecedor, y así evitar una quemadura del quemador, porque éste
alcanza una temperatura superior a los 100o centígrados.
Deja la lámpara encendida unos veinte-treinta minutos, con este tiempo es suficiente para
limpiar el aire, pasado este tiempo ya no depura, sólo perfuma.

OTRAS CURISIDADES

Sabías que el quemador está patentado y la lámpara catalítica tiene hasta seis patentes a nivel
mundial.
¿Conocías que grandes artistas como Salvador Dalí, Lolita Lempicka o Philippe Starck,
aportaron sus diseños a la lámpara? logrando de algunas de ellas sean auténticas piezas de
colección.
Si todavía no has conseguido tu lámpara catalítica, apresúrate a buscar la tuya, tenemos gran
variedad y diseños únicos para poder poner, además de como elemento depurativo como
decorativo.

By P.C.S

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *